El Cerdo Ibérico

Existen multitud de razas en el mundo de la especie porcina, el Cerdo Ibérico es la raza autóctona de la península Ibérica. La raza ibérica brinda productos cárnicos con valores nutricionales excepcionales. La grasa del cerdo ibérico, se incrusta en la musculatura lo que produce una carne más jugosa. 

Los cerdos de raza ibérica están perfectamente adaptados al ecosistema en el que viven la dehesa. Es un cerdo más armónico que otras razas o variedades de cerdos, tienen el hocico largo y recto y un esqueleto fino. Aunque tradicionalmente se les conoce como pata negra, no es una denominación idónea ya que ya que existen variedades de cerdo ibérico que no son negros, y cerdos no ibéricos con pelaje negro o muy oscuro.
 
Imagen de cerdos ibéricos pastando en la dehesa.
 
Según la alimentación que reciba a lo largo de su vida y el tipo de crianza extisten diferentes calificaciones de Cerdo Ibérico. Existen tres calidades según su alimentación y método de crianza.
 
Los cerdos pasan por diferentes fases de engorde cuando llegan a la fase de cebo, en la que el cerdo alcanzará 15 arrobas de peso, es donde la alimentación que reciba determinará la calidad del producto final, como el Jamón Serrano.
 
  • Bellota: Cerdos ibéricos que han sido alimentados, durante la época de la montanera de octubre hasta a marzo, de bellotas que caen de las dehesas, llegando a comer de 6-10 kilos diarios de bellotas. Una vez termina el periodo de montanera, si el animal ha alcanzado el peso, pasará a clasificarse como ibérico de bellota en el momento de sacrificarlo con un mínimo de 14 meses.
  • Cebo de campo: Cerdos ibéricos alimentados con piensos a base de cereales y que gozan de una extensión de terreno y con 12 meses de edad. Este animal entonces pasara a clasificarse como Ibérico de cebo de campo. (Incarlopsa no trabaja con esta tipología de Cerdo Ibérico)
  • Cebo: Cerdos Ibéricos que han sido alimentados con piensos a bases de cereales y con una edad de 10 meses reciben la clasificación de Ibérico de Cebo.

 

El Cerdo Ibérico es la raza autóctona de la península Ibérica, la cual brinda productos cárnicos con valores nutricionales excepcionales.