¿Cómo cortar el jamón?

Cortar jamón puede parecer una tarea fácil, pero realmente es un arte del cual depende la degustación de un rico jamón y el apreciar todos sus aromas y sabores.

También hay que tener en cuenta que es muy importante una adecuada conservación de la pieza de jamón, para lograr un mejor aprovechamiento y disfrute del producto.

Antes de comenzar con el corte y arreglo del jamón, es importante que éste se encuentre a una temperatura de 23-25 º C; las lonchas o “virutas” de jamón deberán de ser cortadas justo antes del momento de comerlas para que no pierdan su jugosidad, sabor, y aromas.
 

EL CORTE DEL JAMÓN

1.

El primer paso a seguir es colocar el jamón (con la pezuña hacia abajo) en el soporte o jamonero y pelarlo, retirando la corteza y algo del tocino de la parte en la que vamos a comenzar a cortar (que será la parte más estrecha o Babilla/Contramaza). Esta operación la realizaremos con el cuchillo de lámina ancha y fuerte. Los pasos a seguir para la limpieza son:

  • Hacer una incisión profunda en la caña del jamón a unos 30 cm. de la pezuña a la altura del codillo.
  • Sujetando bien el jamón, vamos quitando la piel y algo de tocino de la zona de la Babilla (o Contramaza) realizando cortes desde la incisión del codillo en dirección a la punta. Esta limpieza se ha de realizar en pequeña lascas, con cortes finos y con una misma dirección longitudinal, nunca cruzándose.
  • Corte del jamón, primer paso

2.

Una vez limpiado y preparado el jamón, comenzamos a cortar finas lonchas.

Para esta tarea vamos a utilizar el chuchillo de lámina larga y fina. Comenzaremos a cortar finas lonchas que contengan parte magra y grasa, siendo del ancho de la pieza y con la longitud al gusto, aconsejando hacerlas pequeñas.

      La dirección del corte ha de ser horizontal y regular (desde la pezuña hacia la punta del jamón).

      Conforme se vaya realizando el corte, se deberá ir retirando la piel y grasa exterior de los bordes.

 

Cómo cortar Jamón - Segundo paso

3.

Una vez que se llega al hueso de la cadera, con el cuchillo corto y puntiagudo, se ha de hacer un corte incisivo alrededor del hueso; de este modo las lonchas de jamón de esta zona saldrán más limpias.

La carne que está más próxima a los huesos no debe cortarse en lonchas sino en tacos.

Corte del jamón, tercer paso

4.

Cuando ya no quede carne en la zona principal, se dará la vuelta a la pata de jamón para seguir cortando por la zona de la Maza (la pezuña tiene que quedar hacia arriba), y se realizan los mismo pasos.

Corte del jamón, último paso

5.

Siempre que hayamos terminado de cortar, y para mantener en correctas condiciones el jamón debemos de:

  • Retirar cualquier envoltorio que presente la pieza al adquirirla
  • Consumir lo antes posible, no pasar más de 3 días sin cortar jamón.
  • Masajear la pata de jamón con su propia grasa, cada vez que realice el corte o cubrir con un trapo de algodón impregnado en ésta.
  • No cubrir con la malla de algodón en la que se vende, ni con plásticos, papel de aluminio, papel decorativo o trozos de tocino.
  • Mantener el jamón en un ambiente fresco y seco
  • Proteger de los insectos la parte cortadas.
  • Mantener el jamón con la estructura intacta, sin desgarros o agujeros, para evitar que se enrancie.
  • Si con el tiempo presenta ácaros, lavar la pieza de jamón con un trapo húmedo y limpio y aplicar aceite de oliva 0.4º por la superficie.

Siguiendo estas recomendaciones evitaremos que se reseque y siempre conserve su jugosidad, sabor y aromas.

A la hora de servir el jamón debemos colocarlo en un plato en una sola capa, solapando una loncha con otra.

Las lonchas deben mostrar la fusión de la grasa, para dar un aspecto brillante.

Además es recomendable consumir el jamón a medida que se va cortando a temperatura ambiente.

Para cortar el jamón...

...es bueno tener:

  • 1. Un jamonero o soporte que sujete el jamón.
  • 2. Un cuchillo de lámina ancha y fuerte, corto y puntiagudo (útil para la preparación y limpieza de la pata).
  • 3. Un cuchillo de lámina estrecha, larga y flexible (útil para el corte de las lonchas).
  • 4. Una chaira o afilador (ya que tan importante como una buena técnica, son los utensilios y el correcto estado de los mismos. Por lo que es fundamental que los cuchillos estén correctamente afilados).

Cuchillos de muestra