Variedades de Jamón

Inicio / El Mundo del Jamón / Variedades

El jamón curado es uno de los productos más típicos del suroeste de Europa (sobre todo en España, Portugal, Francia e Italia), aunque empezamos a encontrarlo en otros continentes. La mayor parte de la producción se concentra en una zona muy concreta, no obstante, la elaboración y materia prima son tan diferentes que el producto final tiene muy pocas similitudes.

Jamones del Mundo

Presentación

Independiente de la manera de presentarse o comercializarse el Jamón Serrano, éste siempre tiene que partir de piezas controladas cumpliendo con la medidas higiénico-sanitarias y controles de calidad establecidos según la legislación vigente.

Las presentaciones habituales en las que podemos encontrar el Jamón Serrano son:

Como pieza:

  • Con pata: el jamón, se presenta con la pieza ósea íntegra (incluida la pezuña)
  • Sin pata: se presenta la pieza de jamón sin la porción más distal de la extremidad.

Ambas presentaciones se pueden subclasificar a su vez en:

  • Con corte en V: el jamón ha sido biselado en forma de “V” recortando la piel que cubre el jamón
  • Con piel o redondo: durante todo el proceso se mantiene la piel íntegra. Esta presentación es la más típica de algunas áreas de montaña.

Como centro:

Se deshuesan los jamones una vez se ha finalizado el proceso de elaboración y curación. En algunos casos también se procede al descortezado del producto eliminando toda o parte de la piel.

Como porciones o lonchas:

El jamón, una vez deshuesado pasa un proceso de manipulación en el centro de producción; dónde se realiza el corte según los tamaños demandados:

 

Independientemente de la presentación del jamón es necesario cumplir con las correctas condiciones de etiquetado según la ETG.